Mantenimiento Preventivo en Instalaciones Eléctricas, Industriales y Comerciales

Mantenimiento Preventivo en Instalaciones Eléctricas, Industriales y Comerciales

En instalaciones o líneas eléctricas, las temperaturas elevadas indican siempre una sobrecarga, una avería inminente o un fallo existente. Las cámaras termográficas permiten la evaluación del estado de calentamiento en instalaciones de baja, media y alta tensión. Las imágenes termográficas facilitan la detección temprana de piezas constructivas o conexiones defectuosas, de manera que se pueden iniciar las medidas preventivas necesarias. La termografía minimiza de esta manera los riesgos de incendio y evita costosos tiempos de inactividad de la producción.
Aplicaciones típicas del servicio de Termografia y la cámara termográfica:

  • Comprobación de tableros de distribución eléctrica
  • Control de conexiones eléctricas
  • Detección de puntos calientes en conexiones en tableros eléctricos
  • Mantenimiento Preventivo en Baja y Alta tensión
  • Prevención de incendios

Las Fallas Eléctricas son la «Causa Número 1 en Generación de Incendios»

Según las estadísticas de los Bomberos de distintos paises de la region Latinoamericana, las fallas eléctricas son la causa Numero 1 de la generación de incendios.

¿Cómo Evitar ser Parte de las Estadísticas?

Un plan de inspección periódica de tableros eléctricos e instalaciones eléctricas comerciales e industriales te permitirá predecir y corregir fallas en tus instalaciones rápidamente.

Un equipo de nuestros especialistas en Termografía presentará un rápido informe técnico de fallas y soluciones a ellas, lo que le permitirá planificar un plan de mantenimiento y detectar la causa raíz del problema rápidamente. Evitando costos en tiempo perdido de producción y pérdidas materiales.

  • Inmediata detección de causa raíz del problema
  • Detección de la falla sin intervenir con el proceso productivo
  • Prevención de incendios y pérdidas materiales
  • Generación de informes técnicos de inspecciones periódicas para tener un historial de fallas y planificación de
    mantenimiento preventivo.
  • Evitar gastos innecesarios en servicios de reparaciones equivocadas.
  • Tranquilidad de que tus instalaciones estarán protegidas por fallas eléctricas.